La mejor manera de viajar en coche con tu perro.

By Posted in - Newsletter on March 31st, 2017 0 Comments

La semana pasada os contamos la última innovación de Nissan para viajar en coche con tu perro, su XTrail4Dogs. Lamentablemente, todavía es sólo un prototipo. Así que vamos a ver cuáles son las formas más cómodas y seguras para todos de viajar con nuestro perro en el coche.

En una encuesta realizada en los E.E.U.U., el 29% admitió que su perro le distraía mientras conducía.

Sin embargo, el 84% declaraba no llevar ningún tipo de sistema de retención para su perro. Las razones que argumentaban era “Mi perro es tranquilo y no necesita ir sujeto” (42%), “Sólo hago viajes cortos con mi perro” (29%) o “Me gusta que mi perro pueda sacar la cabeza por la ventana” (12%).

Pero la verdad es que en caso de accidente a 60km/h, un perro pequeño de 5kg. puede salir proyectado hacia el conductor con una fuerza de 280kg. Si el perro es más grande, pongamos 30kg. (que no es el perro más grande que imaginamos), la fuerza con la que impactaría contra nosotros en el accidente sería de 1680kg. Más de una tonelada y media, poca broma.

Veamos alguna opciones:

1- Arnés. Parece que le hemos sujetado… pero los test nos demuestran que no es lo más frecuente, sobre todo los de 1 punto y con anclaje plástico. 23 de 25 probados en un test realizado por NRMA se rompieron, saliendo el animal lanzado.

2- Transportín. Es la opción más segura, tanto para el animal como para el resto de los pasajeros. Debes tener en cuenta el material (metal, plástico…) y, sobre todo, el tamaño adecuado para tu perro. Debe ser suficientemente grande para que se pueda poner de pie o sentado con las patas delanteras erguidas. Pero lo más grande posible no siempre es lo mejor: ¡puede que tu perro decida usar un rincón como aseo particular si tiene demasiado espacio!

Si tienes un perro pequeño (o un gato), el sitio más cómodo y seguro será en el suelo, entre el asiento trasero y el delantero.

Si tu peludo amigo es más grande, su sitio será en el maletero, preferiblemente sin bandeja para que esté bien ventilado.

3- Barrera separadora. También es una buena opción: evita las distracciones y sujeta al perro en caso de frenazo brusco. Sin embargo, en caso de accidente un transportín bien colocado es la opción más segura para tu mascota.

Desde luego, la pero opción es llevar a tu perro suelto en los asientos o en brazos. Haz tu cálculo: en un impacto frontal a 60km/h, el perro saldrá hacia adelante con una fuerza de 56 veces su peso. ¿En serio podrías sujetarlo?

 

¿Y qué hacemos con el equipaje? Fixeta es la solución perfecta para que todos sigáis viajando seguros: enganchas tu maleta al conector Isofix del asiento trasero y listo.

Te recomendamos que leas con atención los consejos de la DGT para el transporte de animales de compañía y que siempre disfrutéis del viaje.

Si quieres que te mantengamos informado del proyecto puedes suscribirte al blog aquí, seguirnos en Twitter (@fixeta) y en Facebook (@Fixetasuitcase) o en nuestro canal de YouTube. ¡Y cuéntaselo a tus amigos!

Si nos quieres decir algo...